Saintia Sho Stage 48 Spoiler Preview Pics

Saintia Sho – Stage 48: Desafío

Erda le grita a sus compañeras que huyan pero Deathmask ríe y dice que son estúpidas y que no hay dónde escapar y las alcanza con el Sekishiki Meikai Ha.
Diciendo que deberían agradecer que les dará una muerte instantánea a diferencia de Atena que de forma despiadada las mandó con ese nivel de poder.
Pero de pronto, el alma de Erda regresa y ella se reincorpora.
Mientras tanto, vemos que Ares (el lado maligno de Saga) fue noqueado por Nike. Eris aparece con él desmayado en sus brazos, mientras lo admira diciendo que es un ser hermoso y que ni la luz del escudo de Atena, ni el rayos del báculo de Nike lograron acabarlo, que su alma ardiente y pulsante anhela el poder, por eso ella esperaba que él fuera el hombre que se convertiría en el dios del nuevo mundo.
Saori ordena a Eris dejar el alma de Saga y que no permitirá que siga jugando con esta. Eris rechaza el poder de Nike y lo rompe. Eris dice que este hombre está evolucionando aún más y negar sus deseos insaciables e increíbles posibilidades, dejando dormida un alma salvaje que clama por luchas, podría ser egoísta.
Las raíces del Gran Árbol de la Discordia atrapan a Saori y Eris dice que la era de proteger a los humanos terminó y empieza la nueva era de conflictos que hará que los humanos brillen hermosamente.
Volviendo con Erda, ella le dice a Deathmask que una técnica no funciona 2 veces.
Deathmask la provoca al señalarle al resto de saintias caídas que le recuerdas a sus compañeras de la academia. Deathmask considera la situación muy interesante, lo que molesta a Erda además de su traición. A continuación se levanta con su Cosmo encendido, ella sabe que aún puede salvar a sus amigas si derrota a Deathmask, puesto que sus almas aún caminan en dirección a la entrada del Inframundo.
Deathmask se burla diciendo que no puede hablar en serio, que es imposible que lo derrote por la diferencia de poderes. Erda dice que no se rendirá, porque él ha revivido por su corazón, no siendo más que una aparición fantasmal, y que ella seguramente lo acabará y lanza su “Greatest Eruption”.
Deathmask lo menosprecia pero las llamas aumentan de intensidad y crean una enorme bola de fuego que logra quemar la mano de DM, sin emabargo, el Santo de Oro logra detener su embestida con la palma de su mano y la lanza para atrás.
Erda piensa que no tiene más fuerza y se pregunta si es posible que pueda hacer algo para salvar a Atena y sus amigas. Deathmask se sigue burlando preguntando si ese era todo el Cosmo que el delgado brazo de una niña es capaz de alcanzar.
Ella recuerda un par de escenas de su pasado, parada en un lugar en llamas. Después Deathmask la agarra de la bufanda y ejecuta nuevamente el Sekishiki Meikai Ha, y el capítulo termina con Deathmask diciendo “¡yo mismo voy a guiarte directamente hasta el Yomotsu Hirasaka!”
La siguiente edición de septiembre no tendrá capítulo.

Credito Taizen Saint Seiya

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*